Pasatiempos

Diviértete con nosotros...

Te hemos preparado unos cuantos pasatiempos para que te diviertas
en nuestra web. Podrás ver como quedarán las ligaduras sobre tus
brackets, descargar dibujos para colorear, hacer un puzzle...

Además, podrás "cotillear" un poco en nuestro
apartado "¿Sabías que...?" y en "Famosos con ortodoncia"...

¿Sabías que…?


Conocemos muchas curiosidades acerca de la Ortodoncia... y en este apartado de nuestra web te las contamos todas. Pasa un rato divertido averiguando más cosas sobre esta especialidad de la Odontología... Luego, sorprende a tus amigos con lo que has aprendido...

El ratoncito Pérez es un personaje muy popular entre los niños. La historia del ratoncito Pérez se debe al cuento que Luis Coloma escribió para el rey Buby I (apodo con el que la Reina Maria Cristina llamaba a su hijo Alfonso XIII). Desde el palacio real, en 1894, se pidió al Luis Coloma que escribiera un cuento cuando a Alfonso XIII, que tenía 8 años, se le cayó un diente. Luis Coloma muestra al ratoncito Pérez como un ratón bonachón que muestra al Rey Buby las miserias de los pobres antes de dejar un regalo bajo su almohada.



El ratón vivía con su familia dentro de una gran caja de galletas, en el almacén de la entonces famosa confitería Prast, en el número ocho de la calle del Arenal, en el corazón de Madrid, a unos cien metros del Palacio Real. El pequeño roedor se escapaba frecuentemente de su domicilio y, a través de las cañerías de la ciudad, llegaba a las habitaciones del pequeño rey Buby y de otros niños más pobres que habían perdido algún diente, despistando a los gatos, que siempre estaban al acecho.



El Ayuntamiento de Madrid rindió un homenaje a este ratoncito de leyenda instalando una placa conmemorativa en el número ocho de la calle del Arenal de Madrid, mismo lugar donde Luis Coloma situó la vivienda del roedor. De este modo, se ha convertido en el primer personaje de leyenda al que el Ayuntamiento homenajeaba con una placa en su memora en Madrid.

Casita Museo del Ratoncito Pérez en Madrid


Todos los dientes, además de su nombre (primer molar superior derecho permanente, incisivo lateral inferior izquierdo temporal...), tienen un número que lo identifica y que facilita la comunicación entre profesionales de la odontología. En las siguientes tablas podrás encontrar los números asignados para cada diente según la nomenclatura de la Federación Dental Internacional (F.D.I.), que es la que utilizamos en España, y la nomenclatura de la Asociación Dental Americana (A.D.A.).




Todos los dientes, bien sean de la dentición permanente (dientes definitivos) o de la dentición temporal (dientes de leche), tienen unas edades más o menos constantes de erupción en todas las personas. Igualmente, el orden en que erupcionan los dientes también es relativamente constante. A continuación te mostramos unas tablas para que sepas la cronología de la erupción de los dientes permanentes y temporales.



Los cepillos dentales han cambiado a lo largo de la historia, desde los antiguos "palos para masticar" de los egipcios hasta los actuales, sofisticados y novedosos cepillos eléctricos. Vamos a ver su evolución a lo largo del tiempo:
  • 3000 a.C. - Los egipcios usan pequeñas ramas con puntas desgastadas para limpiar sus dientes llamados "palos o varas de mascar". Estos palitos, del tamaño de un lápiz, se obtenían del árbol de la mostaza, también llamado Salvadora Pérsica.
  • 500 a.C. - Los romanos influyentes utilizaban a esclavos para limpiar sus dientes, lo cual era parte de su ceremonial religioso.
  • 1498 - Los chinos inventan el cepillo dental de cerdas, hecho con cerdas de jabalí siberiano fijadas a un mango de bambú o hueso.
  • 1500 - Los viajeros europeos que fueron a China traen a su regreso el cepillo dental y reemplazan sus cerdas de jabalí por otras más suaves hechas de crines de caballo.
  • 1723 - Pierre Fauchard, padre de la odontología, ofrece la primera explicación detallada del cepillo dental en Europa.
  • 1770 - William Addis insertó cerdas duras a unos huesos de pollo cuando estaba encarcelado debido a unos disturbios callejeros. Fue el primer cepillo de dientes.
  • 1880 - El Dr. Scott fabrica el primer cepillo eléctrico. Su inventor aseguraba que el cepillo estaba permanentemente cargado con corriente electromagnética. Sin embargo, el primer cepillo eléctrico real no se fabricaría hasta 1939.
  • 1885 - Las compañías comienzan a producir cepillos manuales a gran escala.
  • 1938 - DuPont presenta las primeras cerdas de nylon.
  • 1939 - Se desarrolla el primer cepillo dental eléctrico en Suiza.
  • 1945 - Durante la segunda guerra mundial, los soldados americanos debían limpiar sus dientes regularmente. A su regreso, introdujeron ese hábito en la población estadounidense.
  • 1950 - Las cerdas de nylon se hacen más suaves.
  • 1960 - Squibb presenta el primer cepillo dental eléctrico en Estados Unidos.
  • 1961 - General Electric introdujo el primer cepillo recargable inalámbrico.
  • 1987 - Interplak presenta el primer cepillo dental eléctrico para uso doméstico, de acción rotatoria.
  • 2000 - Los cepillos dentales eléctricos de bajo precio provocan un incremento de éstos en el mercado.

Los cambios hormonales que inducen algunos métodos anticonceptivos  pueden bloquear parte del movimiento dentario producido por el tratamiento de ortodoncia. Los métodos anticonceptivos que contienen estrógenos y gestágenos evitan embarazos no deseados, pero de forma secundaria modifican la capacidad de aposición y reabsorción ósea necesaria para el movimiento dentario.

A continuación te indicamos los métodos anticonceptivos con carga hormonal que pueden frenar el movimiento dentario:
  • Anticonceptivos por vía oral (píldora anticonceptiva).
  • Anillo vaginal anticonceptivo.
  • Parches dérmicos anticonceptivos.
  • Implante subdérmico anticonceptivo.
  • DIU hormonal anticonceptivo.