Retención

Mantén tu nueva sonrisa... ¡para siempre!

La fase de retención es imprescindible para que todos los cambios
que has conseguido en tu sonrisa con tu tratamiento de ortodoncia
se mantengan estables y duren para siempre.

Lo retenedores de ortodoncia te ayudarán a conseguirlo...
no dejes de utilizarlos.

Retenedores fijos


En ocasiones es necesaria la instalación de una aparatología de retención fija, la cual consiste en una pequeña sección de fino alambre que se sitúa en la cara interna de los dientes anteriores, de modo que no se ve y pasa totalmente inadvertida.

Recomendamos no retirar los retenedores fijos situados tras los incisivos superiores e inferiores. Con el crecimiento, la remodelación constante de hueso, la erupción de terceros molares (muelas "del juicio”) y otros factores, puede producirse un ligero apiñamiento en la zona anterior de las arcadas dentarias a cualquier edad, incluso sin haber llevado tratamiento ortodónico o después de haber completado un tratamiento ortodóncico previo. Los retenedores fijos evitan la aparición de este apiñamiento de la zona incisiva.