Tratamiento activo con brackets

La aparatología tradicional y eficiente...

La aparatología fija con brackets es el tipo principal de aparatología
de la ortodoncia, ya que es capaz de producir gran cantidad de tipos de
movimientos dentarios. Es la aparatología ideal para completar un
tratamiento de ortodoncia debido a la gran capacidad de detallado
que tiene en el movimiento dentario.

Brackets metálicos


Los brackets metálicos, en general, son los brackets de elección en los tratamientos de ortodoncia. Tienen las siguientes ventajas:

  • Son menos voluminosos que los brackets estéticos. Además, actualmente existen brackets metálicos "mini” que tienen mucho menor tamaño que los brackets metálicos tradicionales.
  • Cuando un bracket metálico se despega, puede volver a pegarse, lo cual no puede hacerse con los brackets estéticos.
  • El tratamiento es más rápido con brackets metálicos que con brackets estéticos, ya que la fricción que se establece entre los brackets y los arcos alámbricos es menor en el caso de los brackets metálicos que en el de los brackets estéticos.
Brackets metálicos convencionales
Brackets metálicos mini
Brackets metálicos de circonio
Brackets metálicos de titanio
Brackets metálicos de oro

Biblioteca: Tratamiento activo con brackets
Videoteca: Tratamiento activo con brackets




Brackets metálicos convencionales

Los brackets metálicos convencionales constituyen la aparatología más tradicional en ortodoncia, ya que vienen utilizándose desde hace décadas con resultados excepcionales. Estos brackets están construidos acero inoxidable de uso biomédico, lo cual evita la aparición de todo tipo de alergias (excepto en pacientes alérgicos al níquel, en los cuales puede recurrirse a brackets de titanio o brackets estéticos).

Los brackets metálicos convencionales están construidos en acero inoxidable de uso biomédico, lo cual evita la aparición de todo tipo de alergias. No obstante, para pacientes con alergia al níquel (componente de los brackets de acero inoxidable) pueden utilizarse brackets de titanio. Los brackets de titanio son totalmente biocompatibles, exentos de níquel y no producen ningún tipo de reacción alérgica. Para los pacientes alérgicos al níquel también existe la posibilidad de utilizar brackets estéticos de cerámica, los cuales tampoco contienen níquel en la composición de su material de construcción.



Volver al menú superior



Brackets metálicos mini

Los brackets mini son aquellos que poseen un tamaño inferior al de los brackets convencionales (hasta un 30-40% de reducción de tamaño).

El tratamiento con este tipo de brackets tiene las mismas características que con un bracket metálico convencional, no presentando diferencias en cuanto a la duración o la calidad del tratamiento. Pero… ¿cuáles son las ventajas de los brackets metálicos mini?

  • Estética mejorada: La ventaja más evidente de este tipo de brackets es la sustancial mejora en la estética de la sonrisa durante el tratamiento de ortodoncia, ya que su apariencia visual es más discreta comparada con lo brackets metálicos de tamaño convencional.
  • Mejor salud gingival: Es un hecho que la aparatología con brackets produce un mayor acúmulo de placa bacteriana y restos de alimentos alrededor de los brackets, los cuales pueden ser difíciles de eliminar. La cercanía de la encía a estos restos de alimentos y placa bacteriana produce una inflamación de la misma, la cual no es deseable durante el tratamiento de ortodoncia. Los brackets mini quedan más alejados de la encía, de modo que los restos alimentarios y placa bacteriana tienen menos posibilidades de irritarla e inflamarla.
  • Más comodidad: Los brackets metálicos mini tienen un grosor menor, de modo que la comodidad del paciente aumenta con respecto a los brackets metálicos convencionales, produciendo menos molestias e irritaciones en labios y mejillas.


Volver al menú superior



Brackets metálicos de circonio

El circonio es un metal duro y muy similar al acero. El óxido de circonio estabilizado con itrio es ampliamente utilizado en odontología para la confección de prótesis fijas, prótesis removibles y pilares de implantes, ya que al igual que el titanio es un material bioinerte. En el campo de la ortodoncia, también se fabrican brackets de circonio, que tienen la particularidad de ser de color blanco.

El tratamiento con este tipo de brackets tiene las mismas ventajas, duración y eficacia que con un bracket metálico... pero con aparatología de color blanco.

No deben confundirse los brackets de circonio con los brackets de zafiro, ya que los brackets de zafiro están constituidos por un material cristalino transparente, mientras que los brackets de circonio son metálicos y no son transparentes.

Volver al menú superior



Brackets metálicos de titanio

Aunque es muy poco frecuente, existen pacientes alérgicos al níquel que contienen los brackets metálicos convencionales (brackets metálicos de acero inoxidable biomédico). Para evitar alergias durante el tratamiento ortodóncico en estos pacientes existen varias alternativas a la hora de utilizar una aparatología ortodóncica (brackets cerámicos y alineadores transparentes).

No obstante, algunos pacientes prefieren la tradicional aparatología con brackets metálicos, lo cual puede deberse a las necesidades del tratamiento o al coste del mismo. Para estos pacientes existe la posibilidad de utilizar brackets metálicos de titanio, los cuales presentan las mismas ventajas que los tradicionales brackets metálicos de acero inoxidable biomédico, pero evitando las alergias al níquel.

Si tienes una alergia diagnosticada al níquel, hágaselo saber al doctor para que pueda indicarle la aparatología más apropiada para su caso.

Volver al menú superior



Brackets metálicos de oro

Los brackets de oro constituyen una alternativa para los pacientes más atrevidos. Se trata de brackets metálicos de acero inoxidable biomédico, pero chapados en oro de 24 kilates. No presentan ninguna ventaja añadida, ni tampoco ningún inconveniente, con respecto a cualquier bracket metálico. La única diferencia con respecto a éstos es su recubrimiento en oro.





Volver al menú superior