Tratamiento activo con Invisalign

La forma invisible de alinear tus dientes...

Los alineadores transparentes de Invisalign son la alternativa estética,
cómoda, removible e imperceptible para aquellos pacientes que no
quieren un tratamiento convencional con brackets.

Todos verán tu nueva sonrisa,
nadie verá tu aparatología...

Los pasos previos a Invisalign


Lo primero que tienes que hacer es concertar una cita de consulta con el Dr. Gutiérrez, el cual posee la certificación y formación específica para poder aplicar un tratamiento con Invisalign, además de una sólida experiencia en este tipo de tratamiento. El doctor realizará un completo diagnóstico para tu caso y te indicará si su problema puede corregirse con Invisalign.

Una vez que te hayas decidido por seguir el plan de tratamiento con Invisalign propuesto por el doctor, en cuatro sencillos pasos tendrás tus alineadores instalados y comenzarás desde el primer alineador a notar como poco a poco va mejorando tu alineamiento dental y tu sonrisa. 

Biblioteca: Tratamiento activo con Invisalign
Videoteca: Tratamiento activo con Invisalign

Gracias a una simulación virtual del movimiento dentario en el programa informático ClinCheck podrás ver exactamente el número de alineadores necesarios para tu tratamiento, el tiempo total del tratamiento, como se mueven los dientes con cada uno de los alineadores y, por supuesto, el resultado final del tratamiento. Siguiendo las recomendaciones del doctor, podrás hacer modificaciones sobre tu simulación virtual de tratamiento, para que tu sonrisa final sea la que siempre deseaste. Después, comenzará la construcción de tus alineadores transparentes y en unos pocos días podrás empezar a utilizarlos.

El doctor tomará unas impresiones con un material específico de silicona para la técnica Invisalign, ya que no son válidas las impresiones de alginato utilizadas para el estudio general de ortodoncia. En cambio, no suele ser necesario realizar nuevas fotografías y radiografías, ya que pueden utilizarse las mismas que se utilizaron para el estudio general de ortodoncia. Las impresiones tomadas por el doctor serán eviadas a los laboratorios de Invisalign para su procesamiento.

Las impresiones de sus dientes se digitalizarán para que el ortodoncista pueda analizar la imagen digital tridimensional de sus dientes (simulación en el programa informático ClinCheck). El doctor prescribirá y revisará el movimiento preciso de los dientes a lo largo de su plan de tratamiento personal. Esta planificación de tratamiento está totalmente personalizada a los requerimientos y necesidades individuales de cada paciente.

El tiempo de demora en esta primera fase, desde la toma de impresiones hasta la obtención de la simulación de tratamiento, puede variar entre 15 y 20 días. 
El paciente podrá ver el proceso de tratamiento a través de la simulación de tratamiento en el programa informático ClinCheck. En esta simulación se conocerá exactamente el número de alineadores necesarios para el tratamiento de la arcada superior y de la arcada inferior.



Si el paciente no está conforme con los resultados mostrados en la simulación de tratamiento, éste puede modificarse tantas veces como sea necesario hasta obtener los resultados deseados. Una vez que el paciente está totalmente satisfecho con los resultados de la simulación de tratamiento, se realiza la aceptación de la simulación y comienza la construcción de los alineadores transparentes.
Una vez aceptada la simulación de tratamiento por el paciente comienza la construcción de todos sus juegos de alineadores en la fábrica de Align Technology. 

El tiempo necesario para la construcción de los alineadores transparentes, desde la aceptación de la simulación de tratamiento, puede variar entre 10 y 15 días. Una vez fabricados, se envían a la consulta del doctor. 
Cuando los alineadores lleguen a la consulta del doctor, será citado para la instalación del primer alineador.

Como paso previo a la instalación del primer alineador puede ser necesaria la instalación de ataches y la realización de reducción interproximal.

Se establecerá un calendario de visitas cada dos, cuatro o seis semanas, dependiendo de cada caso en particular. Asimismo, se planificará en cuales de estas visitas será necesario la realización de reducción interproximal, instalación de ataches, fluorizaciones o limpiezas dentales.