Tratamientos complementarios

La ayuda a la ortodoncia para una sonrisa impecable...

Para conseguir una sonrisa radiante con tu tratamiento de
ortodoncia existen multitud de tratamientos adicionales que,
a veces necesarios y otras opcionales, podrán ayudarte a
conseguir y mantener tu objetivo... una sonrisa radiante.

Blanqueamiento dental


El blanqueamiento dental es el complemento perfecto para su sonrisa, bien sea antes o después del tratamiento de ortodoncia. Unos dientes blancos dan un aspecto más limpio, sano y juvenil a la sonrisa.

Le recomendamos realizar su blanqueamiento dental después del tratamiento de ortodoncia, ya que algunas zonas "ocultas” por el apiñamiento dental (zonas de difícil acceso para los geles blanqueadores) pueden no blanquearse adecuadamente; por tanto, será mejor si realiza su blanqueamiento dental cuando los dientes estén completamente alineados.

El procedimiento de blanqueamiento dental es totalmente seguro, sin dañar el esmalte ni los tratamientos dentales previos existentes. No produce abrasión dentaria (desgaste dentario), así como tampoco debilita los dientes si se realiza de manera correcta. Simplemente se utilizan geles que actúan químicamente a través del oxigeno que contienen, pudiendo reducir varios tonos dentro del mismo color del diente, aunque la adición del uso de luces especiales mejora considerablemente el resultado y por ello muchos especialistas consideran imprescindible su uso.

Generalmente se realiza un blanqueamiento en el consultorio que dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario en el hogar, con las respectivas indicaciones del odontólogo. Este tratamiento a altas concentraciones puede repetirse a modo de mantenimiento después de seis meses a dos años, según la severidad de las manchas o pigmentaciones que el paciente presente.

El blanqueamiento dental es indoloro, aunque un porcentaje muy pequeño de pacientes pueden experimentar una leve "molestia” después de la sesión de blanqueamiento dental. La aplicación de vitamina E, alivia la sensación. Es preferible evitar el agua muy caliente o muy fría durante las primeras 24 horas en caso de experimentar algo de sensibilidad. En cualquier caso, de haberla, es transitoria.

Hay muchos factores que influyen en el nivel de mejora del color de los dientes, lo cual depende de la calidad del esmalte dental, la edad, el tipo de manchas presentes, el tono de color existente… Esta es la razón por la que cada persona puede responder de manera diferente al blanqueamiento dental.

Los resultados a largo plazo dependerán principalmente de cada paciente. Ciertos hábitos, tales como el uso del tabaco, beber mucho café, té, refrescos oscuros, y no hacer visitas al dentista para limpiezas regulares, pueden ir en contra de los resultados.

Para realizar un blanqueamiento dental es imprescindible tener unos dientes y encías saludables. Será el doctor el que mejor le indique si puede realizarse un blanqueamiento dental o si antes necesita algún tratamiento previo para sanear dientes y encías.



 
  Estética de la sonrisa

Aprende más sobre el blanqueamiento dental en este video que te hemos preparado.

Hoy en día, todo lo relacionado con la belleza cobra cada vez más importancia, de modo que muchas veces se acude al dentista para solucionar problemas estéticos.

El blanqueamiento dental es una intervención frecuente que permite corregir el tono del esmalte y aclarar su color, ya que la blancura de los diente es sinónimo de salud, juventud y belleza.

Consulta con tu dentista el método de blanqueamiento que mejor se adapte a tu caso.



Indicaciones del blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental está indicado en cualquier paciente que presente una tonalidad oscura de sus dientes. Habitualmente esta tonalidad oscura está determinada genéticamente, pero también pueden contribuir factores externos.

Los casos de dientes con tinciones debidas al uso de tetraciclinas (antibiótico que afecta al color de los dientes en edad infantil) tienen un pronóstico limitado en cuanto a los resultados obtenidos con los sistemas de blanqueamiento. Su doctor podrá orientarse sobre si sus tinciones responderán adecuadamente al procedimiento de blanqueamiento dental, así como indicarle cual es el tipo de blanqueamiento que más le conviene a su caso.

En casos con empastes deficientes, caries, cuellos dentales expuestos… no debe realizarse un blanqueamiento dental, ya que el procedimiento puede ser perjudicial para el diente y aumentar su sensibilidad.

Antes de realizar un blanqueamiento debe tenerse en cuenta la presencia de prótesis, bien sean fijas (coronas y puentes) o removibles, ya que el gel blanqueador solo actúa sobre el diente natural y no sobre el diente artificial. Es decir, en caso de existir, las prótesis fijas y/o removibles no se blanquearán y se obtendrá un resultado final diferente entre dientes naturales y artificiales.




Blanqueamiento dental externo

El blanqueamiento dental externo suele realizarse a la totalidad de los dientes de la arcada, de tal modo que todos los dientes adquieran el mismo color.

Los agentes blanqueadores (peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno) son capaces (mediante la activación por calor y/o por luz especial de desprender moléculas que son capaces de filtrarse a través del esmalte de los dientes para llegar a la dentina y blanquearla. Realmente no es el esmalte (la capa externa el diente) la que da color a los dientes, ya que es moderadamente transparente, sino la dentina que se encuentra por debajo de los dientes y que tiene un color amarillento.

El blanqueamiento dental realizado en consulta es el que garantiza mejores y más rápidos resultados, ya que en una sola sesión podrá ver los resultados. La velocidad de estos tipos de blanqueamientos radica en la alta concentración de los agentes blanqueantes y en la activación de los mismos por medio de luz y/o calor. Este tipo de blanqueamiento es completamente seguro para los dientes, pero también para las encías, ya que el tejido gingival se aísla del gel blanqueador utilizando un protector.

El blanqueamiento ambulatorio, es decir, el realizado en casa por el propio paciente y bajo la prescripción del doctor, obtendrá resultados seguros y graduales aunque sigue resultando difícil realizar un pronóstico sobre el color final. Habitualmente, el blanqueamiento ambulatorio constituye un complemento para el blanqueamiento realizado en consulta. El blanqueamiento ambulatorio aislado (sin tratamiento blanqueador previo en consulta) solo debe realizarse en casos de tinción leve.






Blanqueamiento dental interno

El blanqueamiento dental interno se realiza a dientes no vitales, es decir a dientes endodonciados que se han oscurecido con motivo del tratamiento endodóntico o tras un traumatismo dental.