Tratamientos complementarios

La ayuda a la ortodoncia para una sonrisa impecable...

Para conseguir una sonrisa radiante con tu tratamiento de
ortodoncia existen multitud de tratamientos adicionales que,
a veces necesarios y otras opcionales, podrán ayudarte a
conseguir y mantener tu objetivo... una sonrisa radiante.

Extracción dental terapéutica


En algunos momentos puede ser necesaria la extracción de algún diente para realizar un buen tratamiento de ortodoncia, de ahí que se les denomine "extracciones terapéuticas”.




Extracción de dientes temporales o de leche

Existen varias situaciones en las que puede requerirse la extracción de dientes temporales o de leche durante un tratamiento de ortodoncia:
  • Cuando la erupción de un diente permanente no logra que se caiga su predecesor temporal, de modo que coexisten en la arcada dentaria el diente de leche y el diente permanente que lo debería sustituir.
  • Para acelerar o facilitar la erupción del diente permanente sucesor. En ocasiones, para mantener una secuencia eruptiva favorable y evitar pérdidas de espacio, se necesita acelerar la erupción de algún diente permanente. Una de las formas de lograr éste objetivo es la extracción del diente temporal predecesor; pero hay que tener mucho cuidado con este procedimiento, ya que si el diente de leche no se extrae en el momento oportuno puede incluso retrasarse la erupción del diente permanente.



Extracción de dientes supernumerarios

En algunos pacientes pude haber algún diente de más, es decir, puede aparecer un diente repetido y que sobra el conjunto de los 20 dientes temporales o de leche o en el de los 32 dientes permanentes o definitivos. Estos dientes ocupan un espacio extra en la arcada y, además, provocan problemas de engranaje entre los dientes superiores e inferiores. Cuando se detecta un diente supernumerario, haya conseguido o no erupcionar, es necesario proceder a su extracción.




Extracción de dientes permanentes o definitivos

Cuando hay mucha pérdida de espacio, dientes grandes para el tamaño de los huesos, excesivo apiñamiento… es necesario recurrir a la extracción de ciertos dientes para resolver el problema. Cuando se necesita un tratamiento con extracciones, los dientes que más frecuentemente suelen extraerse son los premolares (en la arcada superior, en la inferior, en ambas…) pero en ocasiones puede necesitarse la extracción u otro tipo de dientes.

Los terceros molares (también llamados cordales o "muelas del jucio”) son los últimos dientes en erupcionar y los más posteriores de la arcada. Estos molares pueden ser extraídos en ciertas ocasiones:
  • Cuando han quedado retenidos en el hueso en mala posición y con su tendencia y dirección de erupción empujan a los dientes que están por delante. Esta situación podría alterar un tratamiento de ortodoncia ya realizado, por lo que en ocasiones se extraen a modo preventivo.
  • Cuando es necesario un espacio extra en la zona posterior de la arcada, lo que facilita la movilización hacia atrás de los segundos o de los primeros molares para conseguir una mejor oclusión o para lograr un espacio necesario para distribuir correctamente el resto de los dientes.
  • Cuando existen patologías asociadas los terceros molares, las cuales pueden producir dolor, inflamación, limitaciones en los movimientos mandibulares...

 
  Extracción dental

La extracción dental puede ser necesaria cuando hay dientes inestables, demasiado deteriorados o fracturados. Pero además, puede ser necesaria durante un tratamiento de ortodoncia para permitir la corrección de las posiciones de los dientes.

Sigue las instrucciones de tu dentista después de haberte realizado una extracción; eso hará que la inflamación y las molestias sean mínimas. Además, deberás evitar el tabaco y el alcohol.