Tratamientos complementarios

La ayuda a la ortodoncia para una sonrisa impecable...

Para conseguir una sonrisa radiante con tu tratamiento de
ortodoncia existen multitud de tratamientos adicionales que,
a veces necesarios y otras opcionales, podrán ayudarte a
conseguir y mantener tu objetivo... una sonrisa radiante.

Recontorneado gingival estético


La gingivectomía o recontorneado gingival es un tratamiento periodontal que permite recuperar el tamaño normal de la encía en casos en hiperplasia gingival (sobrecrecimiento de la encía) o en casos de bolsas periodontales (aumento del surco existente entre el diente y la encía).

No obstante, este procedimiento también puede utilizarse como tratamiento estético en aquellos casos en los que aparezcan coronas dentarias demasiado cortas o un exceso de exposición de encía durante la sonrisa. Se trata de una técnica rápida y sencilla que en pocos minutos proporciona al paciente una estética dental y de la sonrisa mejorada.

Además ser un tratamiento estético, la gingivectomía puede ser un tratamiento complementario al tratamiento ortodóncico. Esta necesidad puede darse en casos de impedimento para la correcta ubicación de la aparatología ortodóncica en los que es necesario retirar una pequeña cantidad de encía para poder ubicar correctamente la aparatología ortodóncica.

Existen varias situaciones en las que, de forma independiente o de forma complementaria al tratamiento ortodóncico, puede requerirse un pequeño recontorneado gingival estético:
  • Complementario al tratamiento periodontal: En casos de enfermedad periodontal pueden surgir bolsas gingivales, es decir, que el surco que separa diente y encía sea demasiado profundo por una pérdida de la inserción de la encía al diente o de una disminución del nivel de hueso. En estos casos, para mantener la salud gingival, evitar la movilidad dental y facilitar la higiene dental y gingival puede ser necesario eliminar una pequeña parte del borde de la encía. Esta gingivectomía o recontorneado gingival devolverá el tamaño normal al surco que separa diente y encía, de modo que la higiene oral sea más fácil no puedan acumularse en el interior del surco placa bacteriana y restos de alimentos.
  • Tratamiento estético: Puede recurrirse a una gingivectomía estética (gingivoplastia o alargamiento coronario) cuando las coronas dentarias son demasiado cortas (es decir, son más anchas que altas) o cuando existe una exposición excesiva de encía durante la sonrisa. También puede emplearse en aquellos casos en los que los márgenes gingivales (límite de la encía en contacto con el diente) son irregulares o asimétricos.
  • Correcta ubicación de la aparatología ortodóncica: Existen casos en los que, debido a la malposición dentaria, la encía no se sitúa en buena relación con respecto a la corona del diente. En ciertas ocasiones es necesario retirar una pequeña parte de la encía para poder ubicar correctamente la aparatología ortodóncica.
  • Sobrecrecimiento gingival: En algunos casos existe un gran sobrecrecimiento gingival debido a la inflamación de la encía (provocada por una mala higiene, por un tratamiento hormonal, por el embarazo…). También en estos casos puede necesitarse un recontorneado gingival para recuperar la morfología de la encía, lo cual facilita la higiene dental y de la encía y, además, mejora la estética de la sonrisa.


Una sonrisa estética y agradable debe dejar visible aproximadamente 2 o 3 milímetros de la encía superior. La sonrisa gingival es una excesiva exposición de encía durante la sonrisa, es decir, en el momento de sonreír se ve demasiada cantidad de encía. Esta situación puede venir provocada por dos causas:
  • Una mala proporción entre el tamaño de la encía y el tamaño de los dientes, lo cual es muy característico en aquellas personas que tienen los dientes anteriores más anchos que altos (dientes cortos). En estos casos estará indicado un recontorneado gingival estético, el cual eliminará parte del exceso de encía y mejorará la proporción en las dimensiones dentarias (haciendo que los dientes anteriores sean más largos que anchos).
  • Una mala posición de los dientes, los cuales han erupcionado o salido en exceso pero mantienen una buena proporción en cuanto a su anchura y longitud. En esta situación, la única posibilidad para corregir el problema es recurrir a un tratamiento ortodóncico, el cual recuperará la posición correcta de los dientes para disminuir la exposición de encía durante la sonrisa.